Hoy es 26 de Septiembre de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Adelanto
 
Fecha de Publicación: 24/07/2007

  Enviar a un amigo


                              

 

LA FIESTA
EL NIÑO DE LA CAPEA. Matador de toros y ganadero
“Lo de Alba será un reto personal y todo un acontecimiento”

   
 

Ya ha comenzado a prepararse para volver a vestir el traje de luces. Será el día 20 de octubre en la plaza de toros de Alba de Tormes. Para esa fecha Pedro Gutiérrez Moya, El Niño de la Capea se anuncia en un mano a mano junto a su hijo. Un acontecimiento que no ha tenido precedentes y que asume como un reto único y sobre todo muy especial.
El Niño de la Capea reaparece.
Sí, pero sólo por un día, y para algo concreto como será esa corrida de todos dentro de las Fiestas de Santa Teresa de Alba de Tormes. Además se cumplen mis 35 años como matador de toros y es una forma de agradecer y demostrar el amor que tenemos a esta profesión a la que le debemos todo lo que somos y todo lo que tenemos.
¿Y qué busca con este gesto?
Afrontar un nuevo reto y además muy importante, por lo que tiene de excepcional, que yo sepa nunca antes se ha dado algo así, un hijo y un padre juntos y en frente. Piensa que por la relación es especialmente atractivo, porque entre los dos siempre hay algo de admiración, mucha exigencia, responsabilidad. A mí, está claro, que el único que me podía motivar para volver a torear era Perico y hacer realidad algo inédito en el toreo también tiene su encanto.
Y será con Julio Norte, el nuevo empresario de Alba de Tormes.
Sí, digamos que esto es algo que desde hace tiempo quería Perico, él lo traía pensado ya desde el año pasado, le hacía mucha ilusión. Es cierto que habíamos toreado juntos y coincidido en varios festivales, pero no es lo mismo que un mano a mano y una corrida de toros. Luego es cierto que Julio Norte ha estado avispado, nos lo ha propuesto y hemos dicho adelante. Me apetece que sea aquí, con mi gente.
Para la confirmación de la alternativa de su hijo en México, en diciembre de 2004, se preparó a conciencia físicamente. ¿Cómo se encuentra ahora?
Bien, tendré que hacer nuevamente el esfuerzo, pero yo me encuentro bastante bien, no he sido nunca ni bebedor, ni fumador, y supongo que aunque tenga que cuidar la forma podré con el reto. Tengo tiempo por delante, voy a hacer deporte, a torear becerras y supongo que mataré algún toro para estar al cien por cien.
¿Puede haber rivalidad y competencia entre padre e hijo?
Claro que sí, y de hecho la hay, no hay generosidad ni mucho menos. Yo tengo que demostrar que soy El Niño de la Capea y él tiene que demostrar que es El Capea, dos toreros diferentes, no somos ni parecidos, cado uno tiene una forma de interpretar.
Son dos circunstancias distintas también. Él está en activo y le puede venir bien, a usted, ¿qué le aporta?
Mucho, me hace sentirme vivo. No se trata de que el padre vuelva a torear para ayudar al hijo, es un momento que queremos vivir intensamente, su meta es superarme y la mía impedirlo, demostrar que mi toreo no fue fruto de la casualidad ni esporádico. Pero sobre todo me encanta esa sensación que tienes cuando toreas, y que yo no tengo cuando no lo hago, cuando te sientes más tristón, y es como quitarle las hojas al calendario sin mayor aliciente.
Habrá quien lo interprete como un empujón.
No es lo que pretendemos, si hubiera querido que lo fuera lo habríamos hecho en abril, es como te decía un reto que nos planteamos y que nos ilusiona. No ha habido ningún caso así, y siempre hay que ponerse en lo peor, yo ya sé lo que es esta profesión y Pedro también ya lo ha asumido.
¿Saben ya a qué ganaderías pertenecerán los toros que se lidien?
No, la idea fundamental es que sea una corrida de toros, con todo lo que eso implica, que ya de entrada nos toquen las palmas en cuanto a la presentación. Queremos que sean seis toros de diferentes ganaderías. Lo que sí te puedo decir es que El Niño de la Capea buscará tres toros de Salamanca y El Capea tendrá que elegir otros tres, de encastes o ganaderías que a él le gusten, pero vamos a intentar que sean de la tierra, que estén bien presentados.
¿Está sufriendo mucho como padre de torero?
Se sufre y se disfruta, esta es una profesión cargada de emociones en todos los sentidos. Además hay cosas que no cambian aunque el tiempo corra y vayan cambiando las personas, hay una cosa que anula todo lo anterior y es la seriedad de este espectáculo, la importancia, y eso te la da el toro, un animal fiero, que mata, un animal fuerte que no entiende quién está delante.
¿Cómo ve y está viviendo esta temporada de El Capea?
Pues veo que es un momento de madurez personal, que poco a poco se va despegando de lo que le ha acompañado hasta ahora, es un momento de cuajarse mucho, de responsabilidad. Pero lo importante es que se siente ya solo, es él y el toro, y por eso esta corrida es importante. Ahora no tiene que ir a competir sino con él mismo.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com