Hoy es 9 de Agosto de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  Tribuna de Salamanca
 
Fecha de Publicación: 17/07/2009

  Enviar a un amigo


                              

 

Miles de personas arropan a la Virgen del Carmen en el día grande de sus fiestas

   
 

La Virgen del Carmen procesionó ayer por las calles de Villoruela acompañada del Santísimo Cristo de la Esperanza, imagen muy venerada en la localidad. Cerca de la una y media de la tarde, las dos tallas comenzaron a hombros de sus porteadores el recorrido previsto, que las llevó desde la iglesia parroquial de San Pedro, hasta el monasterio trinitario de Santa María la Alta –que este año celebra su quinto centenario

Se cumplía así con la tradición de que las monjas, que viven bajo voto de clausura en el convento, pudieran ver al Cristo y a la Virgen desde las ventanas. Mientras tanto, las campanas de la iglesia monacal repicaban sin cesar. Más de mil personas siguieron la procesión y acompañaron a las imágenes en su vuelta a la explanada frente a la iglesia, donde se celebró el tradicional remate de banzos. Esta costumbre también se realiza a finales de mayo, cuando se celebran las fiestas en honor del Cristo de la Esperanza. Todos aquellos que quieren para sí la tarea de llevar las andas de las imágenes en las siguientes procesiones, pujan para conseguirlo. Lo más destacable es que esas pujas, en el caso del Cristo, se realizan en “celemines” de trigo, mientras que para la Virgen se efectúan en euros. Los celemines son una antigua medida para los cereales que se utilizaba en Castilla antes de que fuera obligatorio el sistema métrico decimal. Mientras se terminaba la puja, algunos niños fueron colocados en las andas del Cristo para solicitar su protección, otra tradición que se cumple regularmente en Villoruela. Tras definir quiénes serán los porteadores de las imágenes hasta el año próximo, éstas fueron introducidas de nuevo en la iglesia de San Pedro. Las fiestas continuaron durante el día de ayer con la celebración del Gran Prix y la suelta de vaquillas. Hoy habrá dos encierros, uno a las once de la mañana y otro a las ocho de la tarde, un parque de juegos sólo para niños y la verbena por la noche a cargo de la orquesta Alto Standing. Mañana sábado, tras un nuevo encierro matutino, tendrá lugar la paellada en El Mirador amenizada por la charanga El Tinglao. Por la tarde los más pequeños disfrutarán de los cuentos bucaneros de Kamarú, finalizando el día con la suelta de vaquillas en la plaza de toros y la verbena ofrecida por la orquesta Galeón durante la que tendrá lugar la entrega de trofeos a la mejor peña y al mejor disfraz. El domingo las fiestas terminarán con el rocódromo y el paintball –para mayores de 16 años– en la zona de acampada.

Bajo un sol de justicia procesionó también ayer la Virgen del Carmen por las calles de Herguijuela de la Sierra. Pasada la una del mediodía, la patrona de la localidad abandonaba su habitual refugio para inundar con su luz las calles que, llenas hasta la bandera, se engalanaban al paso de la imagen. Una vez alcanzada la plaza, los vecinos procesionaron delante de la Virgen, a la que le ofrecieron pequeñas aportaciones que servirán para restaurar la iglesia. Terminado el ofertorio, los más pequeños, vestidos con el típico baile serrano, deleitaron a los presentes con los tradicionales bailes, un momento que emocionó a vecinos y visitantes, que así lo demostraron aplaudiendo a su Virgen.

Y tras los bailes y el ofertorio llegó el momento de la rifa del cabrito y el cántaro de vino que fueron cedidos por un vecino. Concluidos los actos religiosos, la tarde trajo diferentes actividades como la actuación del mago Miguelillo, que sirvió como entretenimiento para los más pequeños, el campeonato de calva en el que participaron los mayores del lugar y la verbena, que puso el broche musical a una intensa jornada en honor a la patrona.

Hoy finalizan las celebraciones con la final del campeonato de calva y dos actuaciones, una de bailes y canciones tradicionales y otra de flamenco, dos actividades que pondrán el punto y final a la fiesta que inaugura las celebraciones estivales en la Sierra.

Y de la Sierra a la comarca de Alba porque ayer los albenses también dejaron sus quehaceres diarios para honrar a su patrona. Los vecinos participaron un año más en la tradicional procesión marinera con la Virgen del Carmen por las aguas del Tormes, un peculiar recorrido que se repite cada año entre un gran fervor y emotividad. Desde primera hora de la tarde, cientos de personas se agolpaban junto al puente de entrada a la villa ducal y en los alrededores de la Puerta del Río. La espera se realizaba desde diferentes puntos de la villa: en el puente, en los alrededores de la Basílica y a la orilla del río no cabía un alfiler. Tras la misa y el correspondiente sonido de los cohetes, la imagen de la Virgen se fue acercando desde la otra orilla del río, cruzando por debajo del puente, hasta el entorno de la ronda de Alcázar, seguida por piragüas, zodiacs y pescadores que no quisieron perder su oportunidad de rendir homenaje a la Virgen del Carmen en sus barcas. La imagen llegó a su destino entre entre “vivas”, aplausos y cánticos. Allí, se procedía a subir las mallas y recoger el pescado capturado para en un acto simbólico devolverlo al río. Los actos acabaron con el encuentro entre las dos imágenes. Posteriormente tuvo lugar la imposición del Santo Escapulario. En Alba de Tormes, julio es el mes consagrado a la Virgen del Carmen. Durante todo el mes, la iglesia de los Carmelistas Descalzos celebra misas, rosarios, novenas y ofrendas florales.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com