Hoy es 22 de Abril de 2021         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  Tribuna de Salamanca
 
Fecha de Publicación: 19/10/2009

  Enviar a un amigo


                              

 

Gallo se impone a 120 años de maestría
El salmantino corta un rabo en una tarde entretenida, con grandes momentos de Ruiz Miguel, Mendes, El Tato y Del Álamo

   
 

El festival nadó entre cuatro generaciones. Las que separan a Ruiz Miguel, el viejo ‘Cañaílla’, de Juan del Álamo. Cuarenta años de alternativa. Y entre todos los actuantes, 125. Ahí es nada. Y como si quisiesen rendir homenaje y tributo a la evolución taurina de las últimas décadas, el compendio taurino de la tarde resumió diferentes formas y estilos.
No quiso sumarse a la fiesta Ortega Cano, que ordenó al lidiador que parase al novillo, dejó que lo pegasen en varas y se limitó a entrar a matar entre dudas. No hizo José buena su leyenda taurina, la de gran figura del toreo de los ochenta y noventa, la del torero de raza.
Todo raza sin embargo fue Ruiz Miguel, a quien se vio feliz, disfrutando y ágil de reflejos con el primero, un novillo encastado y con movilidad, al que pegaron bien en dos puyazos y que, aun así, se vino arriba. También Paco, que apuntó en el capote y después supo andarle por la cara, dejársela puesta para aprovechar la inercia del viaje y buscarle las vueltas en el tramo final. Fiel a su estilo, Ruiz Miguel estuvo peleón.
También recordó sus buenos momentos Víctor Mendes, que incluso se animó a poner banderillas al tercero. Al de Montalvo, un ejemplar con fijeza y prontitud, lo cuajó de capa formando un alboroto, y hubo de todo: verónicas de recibo, chicuelinas al paso para llevarlo al caballo, un quite por navarras y lances a pies juntos para volver a colocarlo. A Víctor le pidieron banderillas y banderilleó, sin aliviarse, exponiendo y dando la cara. Mendes fue de los grandes con los garapullos. Después, el de Montalvo se vino un punto abajo y Víctor tiró de raza y entrega para hacerse con él en una faena en la que dominó el torero de principio a fin.
A partir de esa faena, la tarde se vino arriba de manera explosiva. El cuarto novillo tuvo picante de salida, pero Raúl Gracia ‘El Tato’ supo hacerse con él a las primeras de cambio. El aragonés fue el único que intervino en quites en el novillo anterior y después desplegó gran técnica para meterlo en la canasta.
Remiso el novillo de primeras, gracias a los toques y el juego de alturas Raúl terminó bajándole la mano y consiguiendo series en redondo de altísima nota, con temple, ligazón y hondura. El Tato de sus mejores tiempos, que no renunció en ningún momento a su repertorio, ni siquiera con el final rodilla en tierra antes de matarlo.
Puesta la cosa en marcha, llegó lo mejor con Gallo, que sorteó un novillo de gran clase y ritmo, con el que Eduardo volvió a ratificar su buen momento. Hubo un buen saludo de capa y un templado quite por chicuelinas, que precedieron a una faena que comenzó de largo, dando tiempo y sitio al de Montalvo para llevarlo cosido, templado y ligado por la diestra; y que terminó acortando espacios y metiéndose en su terreno con suavidad y temple. Entre todo ello, grandes momentos en redondo del salmantino, que lo llevó largo una y otra vez, que se templó y asentó, que se gustó y que demostró que disfruta toreando. Cerró plaza Juan del Álamo, que se las vio con un novillo de menor recorrido y duración que sus hermanos. Así que el novillero salmantino tuvo que tirar de raza, valor y quietud para meterse a la gente en el bolsillo. No dejó nada por hacer. Desde el saludo, con varias largas de remate, el quite por tafalleras, el inicio con buen aire y los desplantes finales, beso al testuz incluido.
A Del Álamo le fluyeron las ideas a borbotones, buscando la complicidad de un público que se lo pasó en grande. Se quedó muy quieto y lo llevó bien cuando tocó, y se quedó más quieto en el arrimón final. Curiosamente, un torero de nuestros días hizo recordar a un revolucionario de los ochenta como Paco Ojeda.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com