Hoy es 14 de Agosto de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  La Gaceta
 
Fecha de Publicación: 20/03/2006

  Enviar a un amigo


                              

 

TOROS
Una gran fiesta para abrir temporada
El Capea indulta a "Baratero", el sexto de un excelente encierro de Domingo Hernández con el que resucita el mejor Juan Diego

   
 

Lleno en los tendidos.
6 TOROS DE DOMINGO HERNÁNDEZ, con los dos hierros de la casa, los tres últimos de GARCIGRANDE. Bien presentados, y de juego extraordinario; bravos y encastados, a excepción del segundo, manso y rajado. El cuarto, premiado con la vuelta al ruedo, y el sexto, indultado.
JUAN DIEGO (verde botella y oro)
Dos orejas y dos orejas.
EDUARDO GALLO (sangre de toro y oro)
Ovación tras aviso y vuelta al ruedo.
EL CAPEA (carmesí y oro)
Oreja y dos orejas y rabo simbólicos.
Incidencias
Gran vara de Ángel Rivas al tercero, mientras que El Boni y José Andrés Gonzalo se desmonteraron tras parear al cuarto.
La corrida de Domingo Hernández fue un espectáculo, emocionante y con vibración que tuvo su punto álgido con "Baratero", el sexto. Un toro excelente, que recibió un justo castigo en varas, que llegó a la muleta con un solo defecto, el de escarbar antes del cite, pero cuando se arrancaba, lo hacía de largo, y con vibración, recorrido y el morro por el suelo. Con tremenda intensidad seguía las telas de El Capea, que no se descompuso y estuvo a la altura del bravo toro. Y eso nunca es fácil. Imprimió gusto en el saludo, con trincheras de cartel, y trincherillas en la faena, donde remató las series con largos pases de pecho. Dispuesto y entregado, a base de decisión y entrega cuajó al toro y puso a todos de acuerdo.
Ése fue uno de los acontecimientos, el otro fue la resurrección del mejor Juan Diego, que cuajó una tarde excelente, de torero en plenitud y cuajado. En el saludo a la verónica al primero esculpió lances mecidos y acompasados con el mejor toreo de capa que se recuerda. Al ralentí rompió la tarde nada más empezar. Luego llegaría el toreo acompasado, templado y encajado, ambicioso siempre, cuajó al toro con profundidad, en unas suertes basadas en el temple y la cadencia, que rubricó con una estocada colosal. A un nivel mucho más alto estuvo con el cuarto, en el que se rompió por la izquierda en una serie soberbia.
Tampoco desbordó el tercero a El Capea, un toro vibrante y con transmisión, al que sometió en un gran inicio de faena por bajo, para mostrarse luego solvente y seguro.
Gallo no se subió al carro del triunfo en una tarde gris. Enganchó al público, a pesar de los altibajos en la faena al quinto, donde no terminó de romperse antes de perderse en mil pinchazos.
CUADERNO DE TEMPORADA
UN TRIUNFO QUE ALEGRA Y MOSQUEA
Una fiesta. Eso resultó el primer festejo de luces de la temporada en Salamanca. Una cita que se jugaba a tres bandas, con el teléfono sin dejar de sonar: De Castellón no dejaban de llegar buenas noticias, y cuando Chaves salía por la puerta grande, de Bilbao llegaba la oreja de Javier Blanco. Y todo eran satisfacciones; mientras en Alba se vivía una explosión de alegría, alejada de triunfalismos y con el sabor del toreo bueno y del toro bravo. Todo ello mientras en la primera hoja de este cuaderno de temporada se escribía una gran tarde de toros, que muchos presenciaron fumando a escondidas, en el que tendría que haber sido el primer festejo sin humo de la temporada. Sin embargo, la tarde fue de emociones fuertes, y de triunfos resonantes. Por eso, el triunfo de Juan Diego alegra tanto como mosquea, y mosquea porque muchas tardes, cuando estuvo anunciado en las grandes ferias, se echó de menos esa ambición y esas ganas con las que ayer volvió a resucitar y a entusiasmar, de nuevo con el mejor toreo. Fue en Alba de Tormes, ahora sólo faltan contratos para poder seguir demostrando. Justo cuando más cuesta arriba lo tiene.
Un cúmulo de virtudes
Con el castigo muy medido en varas, el encierro con los dos hierros de Domingo Hernández fue bravo y encastado; con movilidad y una duración tremenda que puso el triunfo en bandeja a los toreros. Con matices y variedad en el juego, los hubo nobles y con clase como el primero, cuarto y quinto; pero también salieron encastados como el tercero y el sexto, y uno más reservón, manso y rajado como fue el segundo, que fue el único que no estuvo a la altura de un gran espectáculo. Un amplio abanico de virtudes que tuvieron su explosión cuando saltó "Baratero", que acabó con el cuadro y resultó una explosión y un torrente de encastadas embestidas. Además, el encierro fue de preciosas hechuras, sólo el bastote y grandón quinto perdió la armonía del conjunto. Todo con la presencia justa y adecuada para un coso de tercera como Alba, que vibró con un gran espectáculo.
ACTUALIDAD
Pureza y profundidad. Una tanda al natural al cuarto fue tan pura como intensa, donde corrió la mano muy por bajo y se rebozó en las embestidas de "frívolo". Eso, junto al soberbio saludo capotero al primero, fue lo mejor de una gran actuación en la que resurgió el mejor Juan Diego.
Vibrante saludo. Lo hizo en los dos toros, pero sobre todo a su primero, Gallo protagonizó un intenso y arriesgado saludo a pies juntos, muy quieto, más ceñido, y con la manos muy bajas se pasó a "Marchoso" rozando la seda del vestido de torear, en uno de los momentos más intensos de su actuación.
Trincheras, con sabor. No se descompuso y estuvo a la altura El Capea del encastado y bravo sexto. Un trincherazo soberbio en el saludo y varias trincherillas durante la faena, fueron el complemento a una actuación basada en la entrega y la decisión con las que saldó el triunfo de una tarde importante.
Ambientazo. Uno nuevo en esta plaza, la de Alba, El Capea; y dos que las estrenaron en octubre de 2004, Juan Diego y Gallo. Fue el cartel que se anunció ayer en el coso Ducal, que ayer se llenó y vivió una gran tarde de toros, en la que se vivió un ambiente de lujo, que tuvo la recompensa de un buen espectáculo.


   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com