Hoy es 10 de Agosto de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Adelanto
 
Fecha de Publicación: 20/03/2006

  Enviar a un amigo


                              

 

TOROS
El Capea indulta un astado de Garcigrande en Alba de Tormes

   
 

FICHA DEL FESTEJO
Se lidiaron tres toros de Domingo Hernández y tres de Garcigrande (cuarto, quinto y sexto), bien presentados, aunque desiguales de hechuras y de juego excelente en conjunto. Bravos primero y tercero; con mucha calidad el cuarto y el quinto, éste último premiado con la vuelta al ruedo; y excelente el sexto, que fue indultado.
JUAN DIEGO: Dos orejas y dos orejas.
EDUARDO GALLO: Ovación y vuelta al ruedo tras fallar con los aceros.
EL CAPEA: Una oreja y dos orejas y rabo simbólicos en el que cerró plaza tras indultarlo.
La plaza de toros de Alba de Tormes se llenó.

Una corrida de las que hacen afición la vivida ayer en la plaza ducal de Alba de Tormes. Un gran espectáculo gracias a un encierro de Domingo Hernández con los dos hierros de la casa de altísima nota ante el que los tres toreros salmantinos pusieron todo de su parte para redondear una tarde que tardará mucho tiempo en olvidarse y en la que se cortaron siete orejas, un rabo, se le dio la vuelta al ruedo a un toro y otro fue indultado; donde para la perfección sólo faltó un poco de medida por parte de la presidencia a la hora de la concesión de trofeos.
La expectación que había levantado el festejo cristalizó rápidamente en el recibo de Juan Diego a su primer toro, el mejor toreo de capote de toda la tarde y que ya de entrada puso al público en pie e hizo que entrase rápidamente en la corrida para ya no salir. Un susto al perder pie y caer en la cara del toro sin consecuencias precedió a una faena de muleta en la que también se vieron los mejores muletazos de la tarde, un trasteo importante por la firmeza, la ligazón y el largo trazo de los pases, aunque la gran transmisión del toro por momentos le vino un poco grande y el torero acusó el inicio de temporada. Una estocada efectiva tras la que siguió toreando por naturales hasta el burel cayó muerto a sus pies puso en su mano las dos primeras orejas de la tarde.
En su segundo toro, de embestida más suave y más justo de fuerzas, realizó otra faena de altura, ahora más reposada pero igual de ligada o más que la de su toro anterior, también de mucha más intensidad por el derecho.
También manejó el capote con guapeza tanto en el recibo como en un posterior quite a la verónica y de nuevo la efectividad estoqueadora puso en su mano otros dos trofeos.
Eduardo Gallo salió muy espoleado en sus dos toros por el triunfo de sus compañeros. Firmó un recibo entregado a pies juntos y después por el pitón derecho fundamentalmente cuajó al toro hasta que se rajó en la cuarta tanda y a partir de entonces el torero tuvo que dedicarse a perseguirlo por la plaza, lo que deslució todo lo posterior. Dos pinchazos y una media estocada defectuosa le hicieron perder un seguro apéndice.
El segundo de su lote fue un toro castaño muy feo de hechuras que resultó un noble colaborador. Tras un variado saludo capotero y vuelta de campana del toro incluida incluyó el trasteo muleteril con las dos rodillas en tierra. A partir de ahí la faena fue tomando vuelo con cada serie gracias a un toreo hierático y largo sin dejar parar al toro y pasándoselo muy de cerca, que bajó de intensidad al coger la zurda. Varios circulares limpios y un arrimón final le pusieron la puerta grande en bandeja, pero de nuevo el mal manejo de la espada le privó de cortar trofeos.
El toro fue premiado con la vuelta al ruedo. El Capea sorteó en primer lugar a un toro muy bravo, al que recibió con una larga cambiada en el tercio y con el que se dobló poderosamente en el principio del trasteo. El animal tenía una embestida desbordante por enrazada pero muy humillada y el diestro respondió con mano baja, ligazón y limpieza en los muletazos pese a la velocidad y repetición del toro. Una faena con altibajos premiada con una oreja.
En el sexto toro llegó el broche de oro. Baratero, castaño de capa y marcado con el número 20, del hierro de Garcigrande, fue indultado ante el delirio del público. El animal resultó bravísimo, con una tremenda duración en la muleta pero sin ser fácil para el torero. Lo había recibido de capa por verónicas de rodillas y fue poco castigado en varas aunque cumplió en su único encuentro con los montados. En la muleta en ocasiones se vio embarullado ante el torrente de embestidas pero supo responder a la exigencia del toro mejorando la faena conforme avanzaba. Tras el final con roblesinas y estatuarios se perfiló para matar y entonces el público le gritó que no lo matara, con lo que siguió toreando un par de tandas más hasta que el presidente sacó el pañuelo naranja.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com