Hoy es 27 de Enero de 2021         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Mundo de Castilla y León
 
Fecha de Publicación: 28/11/2009

  Enviar a un amigo


                              

 

Convivencia irónica de pícaros y místicos

   
 

Hay una pátina religiosa de corrección en Alba de Tormes que la cubre casi por entero. Museos, iglesias, esculturas, nombres de plazas y calles… Todo remite al mensaje Divino. Como curioso contraste aparece la huella imprecisa del Lazarillo y el autor incógnito que le dio vida. Prohibida por la Inquisición, hasta el siglo XIX no se pudo leer entera la obra. El autor, ya fuera eramista, judeoconverso o jerónimo, qué más da, prefirió el anonimato. Media docena de candidaturas argumentadas se disputa la paternidad. Poco importa y a quién le debe loas la Historia.


El puente medieval sobre el río Tormes, con más ojos que una araña, posee una visión originalmente romana sobre la que se aposenta un pueblo con siete iglesias, una ermita, un monasterio, y una basílica. También...

... hay restos de una muralla y un castillo, pero el peso beato sobresale. En el caso de Teresa de Jesús, contemporánea del mísero Lazarillo, hay casi una forma de Estado. Menudo choque de trenes. Menuda mitad de siglo XV. Cuando la santa alcanzaba la edad de Cristo, con la Iglesia dueña y señora, una pluma aviesa dejaba por escrito un mensaje claro y corto contra la corrupción religiosa. Pero lo anticlerical no quita lo moralizante: el texto, sobre todo, denuncia el falso honor y el actuar interesado de las personas. De tal modo que el clérigo de Maqueda nos sale ruin; los frailes, mundanos; los curas, glotones y egoístas y los bulderos, timadores, vendiendo humo para lucrarse.

Las iglesias y los restos de muralla dibujan la silueta de Madrigal de las Altas Torres, provincia de Ávila.

Al revés que buena parte de la prosa de la época, ocupada en relatar vidas de santos y teologías, el Lazarillo emplea la sátira. De Salamanca a Toledo, don pícaro cruza Almorox, Escalona y Maqueda y siempre implícitamente vive en Alba de Tormes. Para hacer un retruque, elige Aldealengua, a 30 kilómetros, en vez de Alba para atravesar el río.

Explícitamente vivió Santa Teresa. Y falleció. La iglesia de la Anunciación contiene, en el retablo, su sepulcro.

El edificio conventual fue fundado por ella misma en 1571 -fue el octavo que creó- y dejó de tener pulso en el mismo recinto once años más tarde.

El convento de las Carmelitas Descalzas guarda expuesta una portada con frontón fachendoso, escoltado por dos blasones.

El más antiguo de los templos del lugar data del siglo XI. Es la románica mudéjar iglesia de Santiago. El Fuero de la Villa, de 1140, ya la refería. Desde su atrio, el Concejo resolvía públicamente los pleitos y litigios de los habitantes. Otra iglesia central es la de San Juan de la Cruz. De finales del XVII, en estilo herreriano con patrocinio de la Casa de Alba, fue la primera iglesia dedicada al místico carmelita. Forma parte del Convento de los Padres junto al que se encuentra el Museo Teresiano. Como la iglesia de la Anunciación, abre todos los días.

En el perímetro de Alba, sobre el mismo río Tormes, cerca de cuyo efervescente litoral nació el Lazarillo, aguarda una reserva para las aves. El curso llega generoso, de sur a norte, después de bajar por un pantano próximo que, también, se llama Santa Teresa.

El paisaje típico de ribera se ve cuidado hasta formar morada de abejarucos, abubillas, aviones y avutardas.

A 300 metros del núcleo urbano se encuentra el relevante Museo Arqueológico del Padre Belda. Las piezas están expuestas en la iglesia vieja del Monasterio de San Leonardo-San Jerónimo en Alba de Tormes. Se trata de un recorrido de 500.000 años de historia, desde el Paleolítico a la Edad Media, contrastados a partir de los útiles que ha fabricado el hombre en ese margen de tiempo. Entre los principales: objetos amerindios y un sarcófago egipcio.

OTROS VECINOS ILUSTRES
El Lazarillo nació cerca del Tormes. Teresa de Jesús, murió. Otras personas geniales no se quedaron, pero pasaron por la localidad. Calderón de la Barca, por ejemplo. Cuando le prohibieron representar sus obras se trasladó a Alba para servir al VI Duque de Alba como secretario. De 1645 a 1649 escribe varias obras, entre las que destacan Guárdate del agua mansa y El jardín de Falerina, y aprovecha para tener un hijo.

Siglo y medio antes, el II Duque de Alba atrajo a Juan de Enzina con el objeto de que escribiera para él músicas y obras cómicas. El mismo año en que entra a trabajar, 1492, estrena su primera égloga.

RELIQUIAS Y BARROTES
Lejos de la imagen que dejó de ella el cine, donde se dejó abierta la interpretación de reacciones que precisarían dos rombos, Teresa de Jesús vive andariega y sofrenada en Alba. Sus éxtasis quedarán para siempre en la celda de la iglesia de la Anunciación donde pasó sus últimos días.

El visitante puede asomarse al habitáculo y examinarlo como un voyeur del Evangelio.
En una sala adjunta reposan varias pinturas, su árbol genealógico enmarcado, una cuchara usada por ella y un autógrafo a lo estrella del rock. Sobre todas las cosas, causan impresión su brazo izquierdo y su corazón transverberado. Allí están y muchos peregrinos acuden para adorarlos en estado de incorrupción
.
Guia

CÓMO LLEGAR
Alba de Tormes se encuentra a veintidós kilómetros de Salamanca por la CL-510, atravesando municipios como Calvarrasa de Arriba o Terradillos. Primero se recorre el tramo de carretera que lleva a Piedrahíta y luego el que conduce a Alba.

DÓNDE COMER
En Alba de Tormes: Restaurante Alameda, en la avenida Juan Pablo II (923 300 031); Hostería Fadrique, en la carretera de Salamanca (923 370 076); Restaurante de comida casera Manolín, en la calle Sánchez Llevot (923 300 747).

TURISMO RURAL
En Alba: El Trébol, plaza de Santa Teresa s/n (923 300 089) En Coca de Alba: Casa Mudayyan, en la calle Vistalegre 3 (635 499 771). En Valdemierque: Doña Manuela, en la calle Aire 16 (639 463 884). En Aldealengua: La Plazuela, en la calle Larga 22 (923 362 610)

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com